El día 19 de Marzo de 1906 llegaron a Cádiz once religiosas que obligadas por las “Leyes Combes” de Francia, tuvieron que abandonar el Convento del Valle de los Cónsules, de Argel. A la cabeza de esa Comunidad venía la Madre Elena de la Providencia, en el siglo Madame Margarita Klein Marthius, que reunía a una distinción e inteligencias clarísimas, las altas dotes de ilustración y virtudes, ambas cosas necesarias para la obra que Dios Nuestro Señor la confiaba de la Fundación del Carmelo en Cádiz. Murió en olor de santidad el día 24 de Marzo de 1943 a los ochenta y un años de edad. Grande fue su humildad y espíritu de fe a imitación de nuestro Sto. Padre Juan de la Cruz.

Dos meses antes había venido a Cádiz la Madre Elena para hablar con el Excmo. y Rvmo. Sr. Obispo Don José María Rancés y Villanueva, y tratar de obtener su autorización y licencias para la Fundación. La Madre Elena, que había nacido y había residido siempre en Francia no conocía el idioma español, pero como verdadera y fidelísima hija de la gran Santa Teresa de Jesús, no se arredró antes las dificultades, antes por el contrario, mirando y procurando la mayor Gloria de Dios y la necesidad de procurar un convento para las religiosas por las dichas leyes Combes, tomó un diccionario francés-español y con él en las manos pidió audiencia al Excmo. y Rvmo. Sr. Obispo de Cádiz, quien con su magnánimo corazón aceptó la Fundación dando su licencia.

Acompañaba a la Madre Elena de la Providencia la hermana Amada de Jesús, también francesa del mismo convento de Argel. Se hospedaron en la Casa de las Hermanitas de los Pobres, las cuales les ayudaron a buscar una casa donde pudieran albergar las religiosas que tendrían que venir de Argel. Y así tomaron el alquiler una pequeña casa situada en Puerta Tierra, a la entrada de Cádiz, que en aquella época estaba aún casi despoblada. Después de estas gestiones la Madre Elena y su compañera regresaron a Argel, para preparar todo el viaje y traslado de las religiosas que habían de venir a España. Y así llegaron a Cádiz el 19 de Marzo de 1906.

La nueva Comunidad estaba compuesta por las siguientes religiosas: Rvda. Madre Elena de la Providencia, Madre María Teresa de Jesús, Hermana María Eduardo de Santa Teresa, Hermana Margarita del Sagrado Corazón de Jesús, Hermana Ana de Jesús, Hermana Francisca del Santo Rosario, Hermana María de la Cruz, Hermana Rafaela de San Carlos, Hermana María de la Inmaculada Concepción, Hermana Paula de Jesús, Hermana Angela de San Gabriel.

Comunidad primitiva con la M. Elena de la Providencia
Comunidad primitiva con la M. Elena de la Providencia
Anuncios