Tánger es la capital marroquí del estrecho, gran urbe del norte de Africa y puerta de entrada al continente, en fase de transformación de forma muy rápida en una moderna metrópoli. Se encuentra en la costa del Estrecho de Gibraltar, en el extremo occidental de la bahía de su nombre.

Es el segundo centro económico de Marruecos después de Casablanca. Cuenta con el gran puerto de Tánger Med, y su actividad industrial se está diversificado: Textil, química, mecánica, metalúrgica automovilística y naval, principalmente.

Con respecto a su historia, connserva indicios de ocupación prehistórica, y se constatan más tarde en ella algunos restos de presencia fenicia, posiblemente debidos a su excelente puerto. Es mencionada ya en el siglo VI a.C. por los navegantes jonios como Thigge. Desde el siglo IV a.C. aparece como factoría comercial cartaginesa, hacia los años 40 a.C. se convierte en municipium romano y Tingi (Tánger) pasa a ser la capital de la provincia Mauretania Tingitana.

En el siglo III d.C. arraigó en ella el cristianismo, teniendo allí lugar el martirio de san Marcelo en el 298.