Las viviendas adquiridas a finales de 1607 constituyeron la célula constructiva en la que se estableció la comunidad el 16 de julio de 1608. Una edificación que no debió de recibir muchas intervenciones y que constituyó un tipo de monasterio por acumulación de viviendas, que se fue ampliando sucesivamente, primero en 1614 y más sólidamente a partir de la década de los veinte.

La iglesia

Iglesia y convento quedan configurados en la primera mitad del s. XVII, aunque su terminación y ampliaciones se prolongan en el tiempo. Las obras comienzan en los primeros años del 1600, se paralizaron en distintas ocasiones hasta que se consagra en octubre de 1673. En su construcción intervienen los canteros de la familia Quesada (Salvador padre e hijo, y Pedro).

Presenta planta de cruz latina con un diseño propio de la arquitectura religiosa del primer cuarto del s. XVII.

Anuncios