Hna. María de la Cruz, Fundadora. (1563 – 1638)

Nació en Granada el 8 de septiembre de 1563. Hija de D. Francisco de Vargas Machuca y Dña. Isabel de Luque Alfaro. Huérfana en su corta edad, pronto ingresa carmelita descalza en Granada con la ayuda valiosa del propio San Juan de la Cruz, quien le impuso el hábito y de quien tomó el nombre.

Al fundarse el monasterio de Úbeda, el Padre Provincial, Fray Nicolás de San Cirilo, la designó como fundadora, más tarde regresó a su convento de San José de Granada donde falleció en 1638.

Madre Ana de la Encarnación (1550 – 1618), primera priora.

Nació en Pamplona el 6 de mayo de 1550. Fueron sus padres D. Juan y Dña. María de Arbizu, cuyo fallecimiento, siendo muy niña, pasa a la custodia de una tía suya. Ingresó en el Palacio Real de Madrid como menina a los diez años de la Reina Isabel de Valois, esposa de Felipe II. Tras la muerte de la Reina, se encargó de la educación de las infantas Isabel Clara Eugenia, condesa de Flandes, y de su hermana Catalina.

Años después ingresó en el Carmelo de Pastrana junto a la princesa de Éboli, pasando luego a Caravaca y Sevilla, de donde pasa a Úbeda. El 22 de abril de 1595, el padre Fr. Elías de San Martín, la nombra primera priora de Úbeda, cargo que desempeñó durante siete años. Falleció en Granada el 9 de febrero de 1618.

Venerable M. Juana de San Jerónimo (1626 – 1706)

En el siglo, Dña. Juana de Orozco y Arellano, hija de D. Rodrigo de Orozco Padilla y Mexía, regidor perpetuo en 1652, y de Dña. Leonor Ramírez de Arellano y Urrieta.

A los 16 años, por propia iniciativa y sin comunicarlo a sus padres, entró en el Carmelo de Úbeda, coincidiendo con la festividad de la Stma. Trinidad de 1642 y tomó el hábito en la tarde de aquel día.  Servicial, humilde y generosa, ocupó los oficios de sacristiana, tornera y supriora. Fue elegida Priora en 1656 cuando contaba 30 años de edad, rechazó el cargo por la gran dignidad que significaba, aunque finalmente terminó aceptando por insistencia de la comunidad.

Aceptó la muerte con gran serenidad, la misma que la acompañó en vida, permaneciendo recluida en cama a los ochenta años, hasta que el 24 de noviembre de 1706, expiró acompañada de todas las religiosas.

Venerable M. Gabriela Gertrudis de San José (1628 – 1701)

Nació en Granada el 17 de marzo de 1628, hija de Dña. Isabel de Acosta y de un abogado de la Real Chancillería, el Lcdo. Juan de Correa. Ingresó en el Carmelo tras la muerte de su padre en 1648.  Su cuerpo se conserva incorrupto en el claustro del monasterio. . Murió el 12 de enero de 1701 a los 73 años. Los prodigios narrados y su fama de santidad, hicieron que Úbeda tomara medidas para evitar que se repitiese el expolio ocurrido con los restos de San Juan de la Cruz. Por ello se acordó echar tres llaves al arca que contenía el cuerpo de la Venerable, custodiadas por diversas instituciones.

Anuncios