Entradas

Compartimos desde el Carmelo de Cádiz

Cádiz, 9.VI.2017. El próximo domingo 11 de junio, la Iglesia celebra la solemnidad de la Santísima Trinidad y la jornada pro orantibus, en la que recordamos a quienes hemos sido llamados a la vida contemplativa, monjas y vida eremítica. Y en este contexto precisamente, nuestro Monasterio del Corpus Christi y San José de Carmelitas Descalzas de Cádiz tenemos dos experiencias que celebrar y compartir:

El 60º aniversario de profesión  (bodas de diamante)  de nuestra decana Hermana Mª Guadalupe del Espíritu Santo, de 95 años,y el ingreso como postulante de la hermana Liliana, joven médico que deja su profesión de sanar cuerpos por la de sanar almas, con el deseo de buscar el rostro de Dios en esta maravillosa y eficaz misión, como dice el Papa Francisco: «los contemplativos, como hombres y mujeres que habitan la historia humana, atraídos por el fulgor de Cristo, el más hermoso de los hijos de los hombres (Sal 45, 3), se sitúan en el corazón mismo de la Iglesia y del mundo […]. La vida contemplativa ha representado siempre en la Iglesia y para la Iglesia el corazón orante […] signo y profecía de la Iglesia virgen, esposa y madre; signo vivo y memoria de la fidelidad con que Dios sigue sosteniendo a su pueblo a través de los eventos de la historia» (VDq, n. 3.5).

El lema de la jornada pro orantibus de este año es: “Contemplar el mundo con la mirada de Dios”. Nuestro santo padre, Juan de la Cruz, gran contemplativo, místico y doctor de la Iglesia, lo expresa diciendo: “el mirar de Dios es amar”. Así pues damos infinitas gracias a Dios por el don de la vida contemplativa en nuestra diócesis de Cádiz y Ceuta. Por estos espacios y lugares en los que se ofrece a Dios una continúa oración y alabanza; un rico patrimonio espiritual. El fin de esta jornada es dar a conocer la vocación específicamente contemplativa, tan necesaria en la Iglesia y el mundo, promover la vida de oración y la dimensión contemplativa.

La vida consagrada es una historia de amor apasionado por el Señor. Quien se sumerge en el misterio de la contemplación ve con ojos espirituales: esto le permite contemplar el mundo y las personas con la mirada de Dios.

Esta historia de amor hoy día sigue siendo “viva y eficaz, penetrante como espada de doble filo”. Ayer y hoy Dios sigue llamando a los que quiso para Sí.

Anuncios

Crónica del curso “Magisterio integral de San Juan de la Cruz”

El Curso que hemos tenido durante los días 22 al 29 de Mayo, en las Hnas. Mercedarias de la Caridad de Cájar (Granada) han sido días de Gracia por la enseñanza magistral del P. José Vicente Rodríguez, o.c.d. que nos ha hecho ahondar en el magisterio ordinario y escrito de nuestro Santo Padre Juan de la Cruz.

Y gracia, fue el primer encuentro con NN.PP. de Granada. Desde que supieron de nuestra llegada, el P. José Marín vino a nuestro encuentro para llevarnos al Convento. Los Padres y postulantes nos esperaban con un recibimiento engrandecido por el clima de familia y, tras enseñarnos toda la casa, visitamos la celda del P. Guillermo. Momento de oración y gracia.

Y, después de obsequiarnos con una exquisita merienda, partíamos el P. José Vicente y las hermanas con el postulante Ángel -extraordinario conductor- que nos llevaría hasta la casa de Cájar.

Hermosa casa y qué bien llevan puesto el apellido “de la Caridad” las Hnas. que allí moran. No hay palabras para expresar, la atención de cada una en todos los momentos allí vividos. Siempre disponibles, atentas a cualquier cosa, parecía que estábamos en nuestra propia casa. Desde aquí nuestro GRACIAS y que el Señor las siga bendiciendo siempre en su precioso carisma. Tienen en la Iglesia un San José original y precioso.

Y, mientras andábamos metidas de lleno en las poesías y escritos del Santo… nos llegó la noticia de que nuestras Hnas. de Granada nos esperaban.

Y… entrar en ese relicario fue demasiado grande, estar en la ermita del Santo -sin palabras-, el silencio de aquel claustro, el murmullo de su fuente, parecía querer llegar a nuestras almas y llegó en la Eucaristía que más tarde concelebraban los PP. José Vicente, José Marín y David, en la que también están presentes todos los postulantes. La canción de “La Fonte” en la Comunión fue, “pleno día” en el gozo de experimentar al Santo Padre, tan cercano, tan vivo entre nosotros. Cerró este gran día una merienda –cena. Y de nuevo a Cájar con el P. Marín y Luís, otro postulante. ¡Qué felices nuestros Santos Padres, mirándonos desde el balcón del cielo! Un día pleno en doctrina en la mañana, de la mano del P. José Vicente y de gozo inexpresable en la tarde en la fundación de Granada donde respiramos al “medio fraile, celestial y divino” de nuestra Santa Madre, Teresa de Jesús.

Las recreaciones hermosas; vimos en ellas “El retablo teresiano de Toledo”. Hermoso de veras y unos DVD de Santa Isabel de la Trinidad que nos traía el Padre. Tampoco faltaron chistes, “La historia del flamenco”, (a cargo de nuestra Hna. Celia), cantos, poesía… en el encuentro que tuvimos con la Comunidad de Hnas. Mercedarias en la casa. Días entrañables y fraternos.

Y el 29, llegó a su fin nuestro gran curso. Volvimos de nuevo a Granada, no sin antes conocer a la Patrona: la Virgen de las Angustias, que la pudimos contemplar en su mismo camarín. Aquella hermosa fuente de las batallas… etc. Almuerzo en las Madres y con las maletas “a punto” llegamos a nuestro autobús.

Mientras recorríamos el andén de salida, recordaba aquellas granaínas de Chacón:

Viva el Puente del Genil./ Viva la Graná que es mi tierra./ Viva el Puente del Genil./ La Virgen de las Angustias, / la Alhambra y el Albaicín.

Magisterio integral de San Juan de la Cruz (viva voz y escrito)

Curso de formación permanente impartido por el Rvdo. P. José Vicente Rodríguez del 22 al 29 de mayo de 2017 para las carmelitas descalzas profesas de nuestra federación.

 

ENCUENTRO

Entrar en esta casa

es pisar descalza

un precioso relicario

de santidad y bonanza.

Todo nos habla del Santo,

del “medio fraile” de Teresa,

del cantor de la Hermosura;

el que supo del AMOR

hasta alcanzar la locura

de entrar descalzo a la Vida,

adentrándose en su Dios.

Si de aquella carcelilla

tantos versos nos dejara…

¿Versos en una cárcel?

¿Versos escribe el poeta?

Sí, porque la Belleza

la tenía en su interior.

Y… podía ver la Fonte

y también la creación,

y la Trinidad Divina

porque, aunque en cárcel vivía,

era libre en su SEÑOR.

Y podía volar con alas

y expresar el nacimiento

de su Dueño y Salvador.

A descalzos y descalzas

hoy nos une tu presencia

en esta casa bendita.

Y… gozaremos de la Fonte,

de aquella Fonte escondida

en el PAN que nos da Vida,

que es entrega y alimento,

que es Fuego y Fortaleza,

Luz e infinita grandeza

para aquel que es su Dios,

la Fuente de la Belleza.

Gracias, Santo Padre,

por este regalo de AMOR,

de la mano de la Reina

y Hermosura del Carmelo,

en este trozo de cielo,

cielo de tu corazón.

Mariángeles del Reino.

Cájar, 24 de mayo 2017

Rezar el Víacrucis con las santas del Carmelo

En este santo tiempo de Cuaresma compartimos meditaciones para el rezo del Víacrucis de algunas de nuestras santas carmelitas para que nos acompañen y guíen en la contemplación del misterio de la Cruz, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

Carmelitas Descalzas de Cádiz.

Rezar el Víacrucis con Santa Teresa de Jesús.
Rezar el Víacrucis con Santa Isabel de la Trinidad.
Rezar el Víacrucis con Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein).
Rezar el Víacrucis con Santa Teresa de los Andes.
Rezar el Víacrucis con Santa Teresa del Niño Jesús.

“Me siento más libre que cuando estaba en el mundo”

Con el lema Testigos de la esperanza y la alegría, este jueves, 2 de febrero, se celebró la Jornada Mundial de la Vida Consagrada.

(AlfayOmega/InfoCatólica) Hablar de vida contemplativa en este infinito de ruidos, diligencias y desvelos, presume saberse a salvo y descubrir la felicidad en la intemperie de tanto murmullo. A 20 kilómetros de Badajoz, en la vega del Guadiana, se esconde Talavera la Real: un municipio dominado por amplias llanuras y lomas suaves. Y allí, en el centro de la población, vela sin descanso el convento de la Inmaculada Concepción del Carmen; un hogar especial donde el amor de Dios palpita en el silencio una clausura.

Carmelitas descalzas de Talavera la Real (Badajoz)
Carmelitas descalzas de Talavera la Real (Badajoz)

Amar, muriendo en una cruz

«La vida consagrada hace presente a la santidad de la Iglesia», asevera Yudis Isabel de la Santa Cruz, monja contemplativa que vive allí desde hace ocho años y tres meses. «Y lo hace para poder mostrar, aquí en la tierra, que se puede amar -como lo hizo Jesucristo- muriendo en una cruz por mí y por todos». Y esa es la tarea de un consagrado, confiesa la joven religiosa: «También muere crucificado en el otro, buscando siempre ese rostro de Dios».

Viviendo en el corazón de Dios

Yudis nació en Colombia hace 33 años. Sin embargo, le bastaron solamente 15 para saber que su casa se encontraba a salvo en un cáliz de barro y silencio, y que su alma había sido invadida por un amor al que no podía resistirse. «Desde pequeña, soy una persona alegre, inquieta, sensible a la creación, a lo religioso, a la necesidad de los otros», asegura, mientras sonríe con ternura.

Habla sin miedo de libertad, de amor, de fidelidad. Por eso, reconoce que la celda, más allá de aislarle del presente, le acerca al castillo interior donde se encuentra el verdadero sentido de la vida: «Aquí me siento más libre que cuando estaba en el mundo; bueno, yo sigo estando en el mundo, pero me siento más libre aún que antes…». Oración a oración, latido a latido, Yudis se hace llama de amor silente para vivir, por siempre, en el corazón de Dios.

A la luz de santa Teresa de Jesús

«Vivimos buscando en todo momento el encuentro, la unión con Dios, por los otros», reconoce la religiosa. «Siempre, sin descanso, como ese corazón que late todo el día y sin parar». Ahí, en ese alma de cristal y a la luz de santa Teresa de Jesús, se hermanan las vidas contemplativas hechas oración, forjando el Cuerpo de Cristo, suscitando las vocaciones que el Espíritu Santo inspira entre aquellos que le esperan: «Nuestro corazón no para de latir porque, si lo hace, se muere».

¿Y el amor? ¿Cómo describe una contemplativa el amor? Dejo caer, sobre los pasillos sosegados de aquel convento pacense. «Para mí, el amor no lo puedes describir, porque abarca todo, es infinito. Y eso es Dios: que te invade, que quiere salir totalmente de ti, te dilata y no cabes dentro porque sientes que no lo resistes».

«Aquí damos la vida todos los días»

Nada se pierde de todo cuando viven, sufren, gozan y ofrecen estas religiosas. Aunque amanezca en silencio, aunque el frío de una celda les cale hasta el alma. «Estamos dispuestas a dar la vida, la estamos dando desde aquí todos los días, desde el corazón este que late y que está lleno de todo el amor de Dios». Y eso es amar, dice con alegría, «el dar la vida» porque «solo así cambias el mundo, ¡dando la vida!».

Yudis, junto a sus hermanas Paquita, Paula, Rosario, Genoveva, María Luisa, Ángela, Gloria, Rosita y Viviana, desde el convento de Talavera la Real, se hacen casa sosegada, caridad infinita, amantes de la hermosura que, desde una custodia o desde el suelo que acarician sus pies, les ama hasta el extremo. «Y todo, en esta vida, merece la pena», descubre, mientras se despide para encontrarse con Aquel que le llama para abandonarse en sus brazos durante el rezo del ángelus: «Porque no lo haces por ti, ¡nada es para uno mismo!».

Testigos de la esperanza y de la alegría, rompen el frasco de sus vidas a los pies del Señor, como aquella mujer del Evangelio, para que el perfume del amor, que se hace bondad en sus miradas, se derrame e inunde de ternura a toda la humanidad.

Carlos González García