La Venerable M. Juana de San Jerónimo (1626 – 1706), en el siglo, Dña. Juana de Orozco y Arellano, era hija de D. Rodrigo de Orozco Padilla y Mexía, regidor perpetuo en 1652, y de Dña. Leonor Ramírez de Arellano y Urrieta.

A los 16 años, por propia iniciativa y sin comunicarlo a sus padres, entró en el Carmelo de Úbeda, coincidiendo con la festividad de la Stma. Trinidad de 1642 y tomó el hábito en la tarde de aquel día.  Servicial, humilde y generosa, ocupó los oficios de sacristana, tornera y supriora. Fue elegida Priora en 1656 cuando contaba 30 años de edad, rechazó el cargo por la gran dignidad que significaba, aunque finalmente terminó aceptando por insistencia de la comunidad.

Aceptó la muerte con gran serenidad, la misma que la acompañó en vida, permaneciendo recluida en cama a los ochenta años, hasta que el 24 de noviembre de 1706, expiró acompañada de todas las religiosas.

Anuncios